viernes, 15 de agosto de 2014

Un año en México

Hoy, hace un año, escribíamos con signos de felicidad y satisfacción “¡Llegamos a México!”.
Hacía casi 18 meses que estábamos viajando y éste país, el último en el extremo norte de Latinoamérica, era el lugar al que queríamos llegar cuando planeamos éste sueño.




Cuando cruzamos ésta frontera, la número 13 de nuestro viaje, jamás imaginamos que íbamos a estar más de un año recorriendo éste país. Sabíamos de antemano que México era enorme, pero un año también era un tiempo enorme.



Sin embargo, acá estamos: más tolerantes con el picante, diciendo checa en lugar de chequear, llamando zócalo a la plaza, aguacate a la palta y elote al choclo.

Nuestra entrada fue por el estado de Quintana Roo donde nos esperaban los amigos mexicanos Aquiles y Alicia, que nos alojaron en su casa en Chetumal y nos llevaron de paseo por Mahahual y Bacalar.



Seguimos haciendo amigos, conociendo lugares, recorriendo playas, probando comidas.



¡Viva el mole!




 Nadamos con tortugas.


A Martín le picó el mosquito del dengue.



Conocimos ruinas mayas, aztecas y toltecas.



Volvimos a habitar un hogar.



Recibimos amigos en nuestra casita de San Cristóbal de las Casas.



Nos reencontramos con amigos viajeros.




Conocimos más nuevos amigos.



Llegamos a la casa del Borrego y Mutzha y nos ayudaron a poner nuevamente linda a Huella.



Aterrizó una oferta de pasaje de avión del cielo y nos  fuimos a sorprender a nuestras familias y amigos a Argentina.



Nos encontramos con Dark Veider.



Huella fue bendecida por la Virgen de Guadalupe.



Besamos el Estadio Azteca.



Adoptamos dos plantas que siguen creciendo hermosas.


Vendimos vestidos, tartas, tortas.







 El viaje a Brasil quedará para más adelante, así que vivimos el Mundial lejos de casa (y de Brasil).



Tomamos 684 mates.



Cargamos 1.150 litros de gasolina.

Nos remolcaron 6 veces.



Pinchamos 7 veces.


Conocimos 14 estados mexicanos, 13 ciudades, 49 pueblos, 1 isla.

¿Y ahora qué? Se preguntan algunos. 
Y la verdad, es que la respuesta también es un signo de interrogación para nosotros.
Pero de algo estamos seguros y es que en México terminamos de confirmar algo que se fue gestando durante el camino y es que nuestro viaje no se trata de llegar a un lugar determinado. Viajamos por el simple placer de viajar. Sabemos a dónde vamos, y que no es un lugar, sino una manera de vivir.

¡Gracias por éste hermoso año en México a todos y a cada uno!



Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

6 comentarios:

  1. Felicitaciones. Creo que muchos quisieramos todo eso ^^

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones, estoy a unos meses de empezar un viaje por latinoamerica, que espero dure mucho. Una pregunta, como se han manejado con el tema visas?? Cualquier consejo se agradece! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel. Los argentinos no necesitamos visa para viajar por Latinoamérica.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Les pido disculpas, tendría que haber sido más específico. Mi pregunta iba que cuando uno entra a un país como turista, le dan una cierta cantidad de días para estar en el territorio. A mi en Bolivia y Perú me dieron 90 en cada uno. En Perú estuve 12 días más que lo permitido y tuve que pagar 1 dolar por día fuera de termino. Aca va mi pregunta. Como han manejado este asunto? Y si tienen algún consejo se agradece.
      Saludos, tengo la esperanza de llegar a dedo hasta Mexico, ojala se de

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...