NOSOTROS

Somos Maru y Martín.
Nos conocimos trabajando en una radio en el 2004.
Haber trabajado en diferentes programas de radio y de televisión nos dejó la certeza de que nos gusta transmitir y a partir de la comunicación acercar lugares lejanos, descubrir distintas maneras de vivir y nuevas culturas, contar historias de personas desconocidas.
Nuestro primer gran viaje fue por Europa durante 2 meses, un año después redoblamos la apuesta, pedimos licencia en nuestros trabajos y nos fuimos por 6 meses a seguir conociendo Europa de Este, algo de África y bastante de Asia.
El contacto con nuevos mundos y más amigos viajeros nos llevó a emprender una nueva travesía: viajar por Latinoamérica en kombi, sin apuro, durante el tiempo que nosotros queramos, a la velocidad del paisaje.
En este nuevo desafío unimos nuestras dos pasiones: Viajar haciendo radio.
Intentamos ser una ventana por la cual más gente salga a ver el mundo y viaje junto a nosotros.

Ya llevamos 6 años de viaje y, hace casi 2, en el extremo norte de nuestra querida América Latina, se sumó una pequeña rutera mexicana: Gaia, nuestra primer hija.
Ahora, viajamos en familia. 





Algo más de Maru

Dí 43 vueltas al sol.
Creo, confío y me gusta sentir que sólo es imposible lo que no se intenta
Me crié al lado de un kiosco de diarios y revistas, creo que de ahí nace mi gusto por la lectura y a su vez por la escritura. 
Empecé a estudiar periodismo porque quería escribir en algún medio gráfico, pero la vida me llevó a ser productora en radio y televisión y despuntar el vicio por la escritura realizando distintos talleres literarios y de narración.
Tuve mi paso por la docencia brindando talleres de radio en universidades. 
Me gusta sacar fotos y combinar imágenes y palabras.
¿De qué voy a vivir durante el viaje?, me preguntaban muchos antes de salir. De lo que sé hacer y también de lo que vaya aprendiendo, solía responder.
Una de las cosas que más me gusta de viajar es que ningún día es igual al otro y que las sorpresas son regalos cotidianos.
No creo en las casualidades y me gusta sentir que todo sucede por alguna razón.
Voy en busca de lo que me toque vivir.

En twitter soy @maruorza.


Algo más de Martín

Empiezo este viaje con 30 años, desconozco cuántos voy a tener al regreso, pero estoy convencido que el viaje me hará crecer y al mismo también seguiré sintiéndome un niño.
Me reconozco afortunado por hacer siempre lo que me gusta.
Mi pasión por el deporte me llevó a trabajar en periodismo deportivo desde mis 15 años y durante 15 años. Ahí, conocí a grandes amigos los cuales me acompañar aun hoy: El Gallego Garcia, El Tano Gonzalo, El Choricida, Juancito…
A su vez, despunté mi gusto por la música siendo el cantante de una increíble banda, armada por Luciano Jamad: Lakelarre 22! Donde compartí escenario con el superlativo músico y amigo Arturo Garcia.
Durante algunos meses incursioné en la actuación, no por vocación sino por caradurez, con una participación estelar en un programón! (para algunos mejor olvidar ese pasado).
También estudié y me recibí de mago, compartiendo algunos shows con mi colega y gran amigo Il Mago Christian.
En el 2012 decidí ponerle un punto seguido al periodismo para reinventarme como viajero y tener nuevamente la oportunidad de hacer lo que me gusta: Conocer y descubrir nuevas culturas, maneras de vivir, sociedades, lugares, destinos, paisajes, problemas, amistades, sabores, experiencias…. Un sin fin de cosas que pasan cuando uno viaja.
Hacia allá voy, sin tiempos ni limitaciones, con mi compañera de la vida Maru.
“Me fue más fácil intentar la vida, que venderla al intelecto y la conformidad” dice una canción de La Renga y yo suscribo palabra por palabra… Hablando de la libertad.

Algo más de Gaia 

Nací un martes 13 junto con la luna nueva de octubre del 2015.
Mi mamá y mi papá decidieron recibirme en nuestra casa de San Cristóbal de las Casas, en el estado de Chiapas, al sur de México. 

Adoro los helados, las frutillas, las aceitunas y el queso.
Soy muy curiosa y me encanta pasear. 
Mi primer viaje fue a Argentina antes de cumplir un año.
Ahora, que tengo casi 2, ya estoy preparada para subirme a la Kombi Rutera y salir a recorrer el mundo.

Algo más de Huella

En su otra vida, Huella fue Suria.
Es una kombi modelo 83 y somos su tercer tripulación.
Durante nuestra búsqueda de kombi, la veíamos estacionada a la vuelta de la casa de los papás de Maru. Se la notaba muy linda pero el detalle es que no estaba en venta.
Pasó el tiempo y seguíamos buscando. Se frustró la compra de una kombi en Córdoba porque su dueña nos dijo “esta no es para ustedes”.
Y cómo las casualidades no existen y todo tiene un por qué, a la semana de esa respuesta, Huella (o Suria en ese entonces) apareció a la venta.
Martín la vio y la señó. Al día siguiente, Pablo, nuestro mecánico kombinauta, dió el visto bueno y ya fue nuestra.
A las semanas nos juntamos con Cris y Guille, sus ex dueños, a quienes les prometimos cuidarla tanto como ellos lo hicieron.
Desde que la tenemos, le hicimos varios arreglos de mecánica y en su interior, preparándola para el viaje.
Ahora que somos 3, le hicimos más remodelaciones para viajar en familia y que Gaia se sienta cómoda en su casa kombi rodante. 

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...