viernes, 21 de marzo de 2014

¡Chocamos! ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Y ahora?

Estábamos en Cartagena. Llevábamos 40 días de averiguaciones y trámites para poder cruzar la kombi de Colombia a Panamá y faltaba una semana para festejar el año de viaje, cuando algo inesperado ocurrió: Chocamos.
¿Cómo? Un segundo de distracción y un colectivo estacionado en triple fila.
Si hubieran visto el estado en el que quedó Huella más de uno se habría preocupado, por eso preferimos no contar demasiado ni mostrar fotos.

Así quedó Huella.




Después de reponernos del susto (afortunadamente no pasó nada grave), pudimos ver lo que pasó como una señal, un  freno a lo que se había convertido en una carrera por cruzar cuanto antes a Panamá y no cuando debía ser. Una preocupación exagerada olvidando que existen razones reales por las cuales preocuparse.

El frente de Huella y la puerta del acompañante quedaron destruidas.
Justo en esos días conseguimos fecha para subir la kombi a un conteiner, pero no podíamos cruzar a Panamá en esas condiciones, así que, como en Cartagena no conseguimos partes de kombi, hubo que reconstruirlas artesanalmente.
Durante 20 días fue un ir y venir al chapista y trabajar a la par de él para poder tenerla lista lo antes posible.

La reconstrucción.


Finalmente Huella salió del taller el 28 de febrero del 2013 y se fue directamente al puerto de Cartagena. Días más tarde llegaría a Panamá con lo que nosotros diagnosticamos una parálisis facial del lado derecho.

Puerta y frente reconstruídos "como se pudo".

Durante todo Centroamérica viajó con un parabrisas de acrílico, una puerta con ventanilla -también de acrílico- que no bajaba, un foco menos, un limpiaparabrisas menos, agua que le entraba por todos lados cada vez que llovía, un logotipo que en lugar de una W era una M y la esperanza de conseguir en algún país un frente y una puerta nuevos.

El lado no fotogénico de Huella durante muchos meses.
La W por la M (para nuestro mecánico en Argentina la kombi siempre fue la "M&M", así que tenía lógica).
La búsqueda en Centroamérica se hizo más difícil de lo que pensamos, así que decidimos esperar hasta México, el emporio de las kombis y los vochos, para encontrar las piezas que necesitábamos.

Fue en noviembre del 2012 cuando un tal Borrego Zion, de México, se puso en contacto con nosotros contándonos que, junto a su novia, nos estaban esperando en la ciudad de Puebla y que se ponía a disposición por cualquier problema mecánico que tengamos.
A partir de ese mensaje empezamos a conocernos (como con tantos otros amigos que nos acompañan virtualmente) vía mails y chat.

Y un día, después de más de año y medio,  llegamos a Puebla.
Huella se adueñó de una parte del jardín, detrás de su prima Marina, nosotros nos acomodamos en una casa que rapidamente nos hicieron sentir nuestra y comenzó el trabajo de mimar a la Kombi Rutera.

Huella y Marina, su prima mexicana.
Junto con el Borre conseguimos el frente y la puerta que buscábamos desde hace 7 países.
Mientras Huella quedó en el chapista que hizo el trabajo de colocar las nuevas piezas, nos fuimos de vacaciones a Argentina.

Cuando regresamos de Argentina Huella ya estaba con frente y puerta nueva.
A nuestro vuelta el trabajo fue full time. Después de todo, Huella hizo 33.238 kilómetros y también necesitaba una recarga de abrazos y linda energía para seguir camino.  

La limpiamos a fondo.
La lijamos.
Como buen supervisor de la obra, "Jonathan El Vochero"poniendo mano en el asunto.
"La clave es el agua", nos repetía el Borre mientras lijábamos.
La empapelamos.

Y empezamos pintar.
Bue, el Borre fue el encargado de pintarla.

Va quedando...

Ya casi.
Días de reparar pequeños bollitos y raspones, búsqueda de repuestos, arreglarle el sistema eléctrico, lijarla, empapelarla, pintarla. Días de convivencia, reír, compartir, compañerismo, amistad.

Parrilla y paragolpes que pintados parecen nuevos.
Los espejitos también quedaron lindos, no?
Le hicimos nuevo interior en madera a las puertas y ¡hasta tenemos nueva cocina!
Ayer Huella se fue de Puebla sanita y renovada y volvió a la ruta contenta.


Miren que linda quedó.
Y nosotros nos despedimos con el corazón ancho de alegría y agradecimiento a estos dos nuevos amigos, Mutzhita y el Borre, que nos abrieron su casa, sus vidas, sus familias; que nos dedicaron su tiempo y su cariño,  y que nos ayudaron a que Huella siga su camino tan linda como se lo merece.
¡Gracias, gracias, gracias! ¡Eternamente agradecidos amigos!


Huella 
¡Gracias Borrego, Muthza y familia por brindarnos tanto cariño! ¡Hasta siempre!
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

31 comentarios:

  1. Quedó increíble! Me alegro por ustedes que todo haya salido bien. Espero que sigan recorriendo el mundo e inspirando las ganas que tenemos por viajar.
    Saludos desde Guayaquil - Ecuador.

    ResponderEliminar
  2. Los felicito chicos! y a Huella los mejores kilómetros están por delante!

    ResponderEliminar
  3. Excelente martin, gran historia. Sigan construyendo caminos.

    ResponderEliminar
  4. Que historiaaaaaaa! Son unos genios, gracias por demostrar que se puede y quitarnos algunos mieditos a los que estamos pensando en viajar en cuatro ruedas!

    ResponderEliminar
  5. Que susto lo del accidente, cuando vi las fotos, pero menos mal fue tiempo atras y todo salio bien, y que llegaran hasta mexico y que se encontraran con gente que piense como ustedes, que alentador. SIGAN ADELANTE, ANIMO!

    ResponderEliminar
  6. Quedó muy buena!! hermosa historia de ruta, sacrificio, cariño por las kombis y amistad latinoamericana, los felicito, muchos saludos desde Chile y que bueno que hayan podido sortear bien las dificultades, un abrazo y bocinazos de kombi desde Santiago.

    ResponderEliminar
  7. Qué susto verla chocada! me dió mucha pena... pero qué hermosa y mimada que la dejaron! hermosa... hicieron un gran trabajo!

    ResponderEliminar
  8. Quedó como nueva... hasta parece que se le ve contenta y todo!

    ResponderEliminar
  9. Quedo hecha una belleza... esta claro que México era el país donde Huellita tenía que salir galante... Un abrazo chicos!..

    ResponderEliminar
  10. Que linda quedó Huella y que bueno que estén todos bien!!!! :)

    Abrazo grande

    Titi

    ResponderEliminar
  11. Una aventura mas recorrida entre tantos kms. Y aun queda mucho mas por recorrer. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Uau que susto, si creo que fué mejor porque viendo las fotos impresiona mucho, menos mal que no hubo heridos......suerte....

    ResponderEliminar
  13. Felicitaciones Martin y tambien a esa enorme compañera de ruta que es tu pareja. En mi época de carpa y mochila, una compañía de esas características era imposible. 1957. Tuve combis y escarabajos. Lástima no haber tenido excepto el saludo de despedida, una conversación previa. Les deseo lo mejor en éste periplo. Asi es al vida, yendo a buscarla. Los traspies son los que hacen más fuerte. Disfrutense cada minuto y recuerden la carrera de la tortuga y el conejo. Acompañado y lento se llega más lejos que solo y rápido.-

    ResponderEliminar
  14. Jose Alberto Naya. Tecnico Operador de Estudios de Radiodifusión y Televisión. Egresado del Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER) Bs.As. ARGENTINA.-

    ResponderEliminar
  15. Que bonito saber que donde hay una kombi siempre hay una familia amiga para ayudarte.
    Saludos desde Santiago de Chile.

    ResponderEliminar
  16. Hola, hermosa quedó Huella! Qué bueno leerlos, se los extrañaba!
    Besos
    Lorena de Uruguay

    ResponderEliminar
  17. Hola chicos... ¡Felicidades! Qué bueno que han superado las dificultades y continúan. ¿Leyeron el mail que les envié a kombirutera@gmail.com? Soy Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Sergio de Michoacán, México

      Eliminar
  18. Supe por fin cual fue el choque, recuerdo que me contaron que se chocaron pero no imagina un daño tan grave. Par de locos, los admiro y los quiero. Natalia

    ResponderEliminar
  19. Que suerte que todo haya salido bien, ibamos leyendo la nota sabiendo que tendria un final feliz pero pensando como salieron adelante? La mejor de las suertes!!! La mejor de las ondas!!! por miles de kms más! VDM.

    ResponderEliminar
  20. Genios mejicanos!!!! Que amigazos!!!! La combi quedo pipi cucu...buen viaje!!!!! Teresa Shanahan

    ResponderEliminar
  21. Que suerte que no fue nada serio! que grandes personas los mexicanos!! y ahora para donde salen??
    Saludos! y buen camino!..
    Daniela (argentina)

    ResponderEliminar
  22. que increíble la historia de Huella!, y la de ustedes sobre todo con ella por América, un abrazo! Julián

    ResponderEliminar
  23. les quedo armosa, a seguir viaje, felicitaciones!

    ResponderEliminar
  24. bueno chicos gracias a Dios que a us, no les paso nada pudieron solucionarlo y seguir viaje. y es bueno saber que siempre se encuentra gente solidaria dispuesta a ayudar mucha suerte !!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  25. felicitaciones todo se soluciono,suerte y circulen con cuidado

    ResponderEliminar
  26. Me encantó, quedó guapísima Huella. Espero poderla conocer pronto y conocerlos a ustedes también. Bienvenidos al DF :D

    ResponderEliminar
  27. Bendiciones chicos! :)

    Saludos desde Cali- Colombia.

    ResponderEliminar
  28. Uff si vivi este accidente desde Santa Marta... Saludos...

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...