miércoles, 21 de mayo de 2014

¡Nos vamos al Mundial!

La decisión estaba tomada desde que salimos de nuestra casa de Buenos Aires en febrero del 2012. Miento; la sentencia estaba escrita mucho antes, porque desde que planeamos el viaje había bajado el martillo augurando que en junio del 2014 estaríamos en Brasil.
Era un hecho. Un plan perfecto para coronar el viaje de la Kombi Rutera.



Llevamos casi 2 años y medio en la ruta y hace 10 meses estamos recorriendo México, los planes eran mandar la kombi desde el puerto de Veracruz  a San Pablo y ya teníamos reservados los boletos de avión desde el DF hasta Río de Janeiro. Todo estaba calculado.

Pero  aparecieron los imprevistos: Surgieron complicaciones para enviar a Huella de México a Brasil y por arte de magia se esfumaron las reservas de avión que habíamos hecho. Una vez más podemos estar seguros de una cosa: que nada saldrá como esperamos. Pero una vez más debemos confiar en que lo que sucede conviene.

El sueño de estar en Brasil 2014 se fué borrando con mis lágrimas.
Mi primera reacción fue de tristeza, amargura, decepción. Se me había frustrado el sueño con el que tanto me había ilusionado. Sentí impotencia y bronca. Después me relajé, lo acepté, vino la calma, pero al rato volvió el enojo, más rabia, ira duplicada y me sentí el Tano Pasman. 
Para quien no sepa quién es el Tano Pasman, les comparto un vídeo de éste hombre que fué catalogado como el puteador número uno de la Argentina cuando sentado en su sillón frente a un televisor lanzaba todo tipo de insultos y maldiciones mientras veía cómo su equipo de fútbol descendía de categoría. 


Similares insultos y maldiciones me repetí mentalmente varios días -y noches- intentando  desahogarme del enojo que me producía caer en la realidad de que no iba a ir al Mundial de Brasil.

Y una tarde, como si me hubieran lavado no sólo la boca -como en el video de P&G-, sino el cerebro, pensé que si bien a veces no podemos cambiar lo que sucede, siempre tenemos la posibilidad de elegir qué actitud tomar frente a lo que pasa y entonces no lo dudé y le propuse a Maru comprarnos un vino -un lujo que viajando nos damos de vez en cuando- y brindar. 

¿Brindar por qué?  Por un nuevo sueño.




No hubo dudas ni preguntas, solamente nos miramos, sonreímos, levantamos los vasos y celebramos que empezaba la cuenta regresiva de un nuevo sueño: Estar en Rusia para el Mundial del 2018.


Después de todo, los pasos para concretar los sueños son 1) pensarlos, 2) soñarlos, 3) creer y 4) atreverse.
Hacia allá vamos.


¿Qué tal se vería Huella en esta imagen?
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

6 comentarios:

  1. Para cuando programa de radio!?!?

    ResponderEliminar
  2. Uhhh que buena!!! Me encanta la idea de leerlos desde Rusia en 4 años! Seguro que lo van a lograr y todos vamos a estar felices por ustedes. Recuerden que por algo suceden las cosas y que donde puede haber bueno, siempre hay mejor... ¡Buen plan chicos, felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Que bien!!! Esa es la actitud carajo!!!! Pero decime, yo soy Uruguayo y se nos acaba de lesionar Luis Suarez, y llega justo al mundia. Luisito que es el "mostro" del futbol ingles, goleador de europa, mejor jugador de la temporada, un animal adentro de la cancha, está Messi, Cristiano y él...decime, me tengo que comprar un vino?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nicolas, mira partiendo de la base que siempre es bueno tomarse un vino! Hacelo!! Por otro lado, creo que va a llegar sin problemas al mundial Luis Suarez!
      Ojala asi sea, porque es un grandisimo jugador!
      Abrazo grande
      Maru y Martin

      Eliminar
  4. Los sigo hace un tiempo!!! que genial!! cuanta vida trasmiten, Vuelven a Argentina o siguen de viaje recorriendo hasta llegar a Rusia??!

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...