miércoles, 30 de abril de 2014

Predicciones para el DF

¿Uno vive los lugares según su estado de ánimo o los lugares influyen en el estado de ánimo de uno?
Esto me pregunté a los pocos días de haber llegado a México DF, cuando el temor a la enorme ciudad, repleta de multitudes de gentes, autos, ruidos, había dejado de ser una ofensiva.



Llegamos a la capital de México después de 5 meses sin viajar: habíamos hecho una pausa de 3 meses en San Cristóbal de las Casas, hicimos un viaje sorpresa a Argentina y dedicamos 1 mes de mimos a Huella en Puebla.
Ya teníamos ganas de volver a la ruta, pero el DF y su inmensidad nos tenía asustados. Temíamos que nos aplastara, nos agobiara, nos enloquezca. 
Pero la ruta nos obligaba a pasar por ahí y además Martín tenía un sueño que cumplir.

Tanto cemento nos daba miedo.
“Tres o cuatro días y seguimos”, dijimos.

Nos esperaban unos amigos de un amigo que tiene un departamento en la Colonia Nápoles, un barrio residencial, muy tranquilo y alejado del caos que imaginamos.
Llegar nos llevó más de 1 hora, un tránsito descomunal y maniobras automovilísticas que jamás habíamos visto –ni imaginado- que alguien podía llegar a hacer en la vía pública: En el DF rige la ley implícita que indica que tiene paso el primero que asome la trompa de su vehículo.
Karla  -una amiga cibernauta  y a quien por fin conocimos durante estos días- nos contó que existe un chiste que dice que quien quiera sacar el registro de conducir en el DF puede hacerlo en cualquier  OXXO (unas tiendas mexicanas que están por todas partes y abren las 24 hs).

Al segundo día nos aventuramos al Metro y mágicamente en dos combinaciones salimos al Zócalo. Pocos lugares tienen tanto significado para la cultura mexicana como el Zócalo de la Ciudad de México, un monumental espacio público rodeado por la Catedral, el Palacio Nacional, el Portal de Mercaderes y el Palacio del Ayuntamiento y que en conjunto constituyen una de las plazas públicas más importantes y grandes del mundo.


 
 

Los “tres o cuatro días y seguimos”, se convirtieron en ocho, nueve, diez. Siempre faltaba algo más por conocer.

La ciudad de México nos había atrapado por sus innumerables cosas para ver y hacer: museos, iglesias, el mítico Estadio Azteca, exposiciones, mercados, la mística Basílica de Guadalupe, parques, la casa de Frida Kahlo, zonas arqueológicas como Teotihuacán y una gran cantidad de eventos culturales gratuitos.
Un sábado vimos el recital de Lila Downs y al siguiente el de Silvio Rodríguez. Nada más podíamos pedirle al DF.


Calles del Centro Histórico.
Café Tacuba.
Museo de Bellas Artes.

Plaza Garibaldi.
Mariachis.


 
Monumento a la Revolución.
El Mercado de Coyoacán y sus deliciosas tostadas.




Basílica de Guadalupe.
Arte Callejero.



Las 12 líneas del Metro conectan toda la ciudad así que es muy fácil moverse de un punto al otro. 
También hay un sistema de bicicletas públicas compartidas que permite desplazarse por ciclovías utilizando las más de 250 cicloestaciones que tiene la ciudad.

Ver una estación de metro vacía es casi imposible.
Mapa del Metro del DF.
En el DF usan mucho la bici.
“El DF es un gigante que logra encandilarme de día y desvelarme por las noches. Estoy despierta y feliz a las 6.37 AM. Es que la ciudad no me deja dormir de llena de cosas bonitas.” escribí un día en mi cuaderno mientras mis ojos se despertaban ante un sinfín de jacarandas que la incipiente primavera boreal me regalaba por la ventana.

¿Uno vive los lugares según su estado de ánimo o los lugares influyen en el estado de ánimo de uno?

Llegamos al DF el día que empezaba la primavera en el Norte. Era una buena señal. 

Primavera en el DF.
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

8 comentarios:

  1. A mi parecer Mexico DF es una ciudad densamente poblada.
    ¿Como conseguiste fotogafias con tan poco publico??
    ¿Acaso hay que levantarse a las 4 am para lograrlo??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos levantamos a las 4 am, pero llegamos a tomarnos el ultmo Metro a las 12 menos 5 minutos de la noche! Ahi lo vas ver vacio!

      Eliminar
  2. cuanto me alegro chicos....... que maravilla el DF!! Paola

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola chicos! No sé si se cargó el mensaje anterior que dejé, pero por las dudas lo vuelvo a escribir. Qué lindo México DF! Hermosas fotos. Creo que la magia sucede cuando nos volvemos uno con el lugar y logramos una simbiosis, a tal punto que nosotros sentimos su estado de ánimo. Pero también puede pasar que nos despojamos de nuestros cambiantes ánimos y nos sumergimos en lo que el lugar es, sin prejuicios ni nada que nuble lo que vemos (qué profundo, da para debate jaja). Abrazos muchos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da para debate con mates :) Anotemoslo para cuando la ruta nos encuentre. Besotes!

      Eliminar
  5. Te estoy escuchando en Radio 10 con Chiche. Que alegria y que sorpresa cuando Chiche lo anunció. Los sigo desde antes de salir. Mi hijo tiene una Kombi del 86 totalmente vidriada y sueña con un viaje así. Es que estaba estudiando en la UBA y quería recibirse. es músico y músicoterapeuta!!! La verdad que maravilla!!! Buen Viaje!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que linda Rosa! Incentiva a tu hijo para que agarre la kombi y se vaya a viajar haciendo música. Qué mejor que cumplir un sueño haciendo lo que te gusta?
      Abrazos enormes y gracias por la compañía.

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...