miércoles, 23 de marzo de 2016

9 costumbres colombianas que nos gustarían adoptar

Viajando siempre descubrimos cosas que nos gustan y que quisiéramos adoptar para nuestra vida cotidiana. Pueden ser sabrosas comidas típicas, costumbres originales, formas de hablar o expresiones particulares, maneras de vestirse, tradiciones.




En Colombia encontramos 9 cotidianidades que hacen de Colombia y los colombianos un país único y adorable.
Aquí se las compartimos:


1- Incorporar las arepas a nuestra dieta
La arepa es un plato hecho de masa de maíz molido o de harina de maíz precocida y es muy popular y tradicional en la gastronomía de Colombia. Al punto que, según una investigación realizada por la Academia Colombiana de Gastronomía, la arepa es patrimonio cultural y puede ser considerada como símbolo de unidad gastronómica de los colombianos.
Hay arepas de queso, arepas de huevo, arepas de chocolo (o choclo), arepas con chicharrón, arepas rellenas con todo (carne picada, pollo desmenuzado, queso rallado, vegetales y salsas varias). Hay arepas fritas, arepas a la parrilla, arepas al horno, arepas a la leña. Y lo mejor es que hay puestos callejeros con venta de arepas en cada esquina.


2- Bailar salsa sin ser especialista
En Colombia, la salsa como música y baile es una actividad de masas, no sólo de los que van a tomar clases de “salsa” (como puede suceder en Argentina). Aunque la capital de la salsa es Cali, en todo el país se la escucha y se la baila. Y lo mejor es que no necesitas ser un bailarín extraordinario para ir a una salsoteca. Lo importante es sonreír, mover el cuerpo al ritmo de la música y divertirse. 



3- Desbordar amabilidad
Los colombianos se caracterizan por su buena predisposición a servir. Si pedís una indicación en la calle, suelen tomarse todo el tiempo para explicarte y hasta podrían acompañarte para orientarte. Son tan amables, que suelen utilizar la expresión "me regala" para pedir algo que está a la venta.

4- Hablar de manera dulce y cariñosa
Esa manera, por un lado, se debe a que utilizan el diminutivo para muchas palabras (panecito, frutica, etc), y por otro, a su acento. En nuestra experiencia, el acento paisa es particularmente tierno: así hablan los oriundos del departamento de Antioquía, cuya capital es Medellín. Escuchar a un paisa hablar, enamora.

5- Tener una Noche de las Velitas
Es una de las festividades más tradicionales de Colombia. Se empieza a celebrar desde la noche del 7 de diciembre, encendiendo velas y faroles en las puertas de las casas, calles, centros comerciales y plazas de pueblos y ciudades. El festejo conmemora el Día de la Virgen María y marca el inicio de las fiestas navideñas. Ese día, Colombia se ilumina. 


6- Alquilar el lavarropas y que te lo lleven hasta tu casa
En muchas ciudades del mundo, uno puede dejar la ropa a lavar en un lavadero o ir a comercios donde usar el lavarropas y secarropas a cambio de unas monedas. La incomodida de esto es cargar con la ropa desde tu casa hasta el lugar. En muchas ciudades colombianas, sucede algo que nunca antes habíamos visto: se alquilan lavarropas por hora, ¡los cuales son llevadas hasta tu casa en moto!.


7- Contar con los Minuteros
En cada esquina de cualquier ciudad colombiana, uno puede contar con los “Minuteros”: Gente que alquila celulares para hacer llamadas. La gran ventaja de este sistema es que resulta más económico que usar tu propio celular. 



8- Tomar agua panela
Como argentinos, siempre amaremos al mate, pero eso no significa que uno no pueda incorporar nuevas bebidas a su día a día. El agua panela se obtiene de manera muy simple: hirviendo agua con panela, que es el dulce de jugo de caña solidificado. Preparar un tintico (café) con agua panela, y acompañarlo con pan de bono, buñuelo o almojabana, es uno de los desayunos más ricos que podés probar en tu vida. Y si estás haciendo un viaje económico como el nuestro, estate seguro que en Colombia podés desayunar, almorzar, merendar y cenar delicioso con poco dinero.



9- Respirar alegría
Cuando nos preguntan qué país nos gustó más o a cuál volveríamos, sin dudarlo decimos ¡Colombia! Y el motivo, más allá de los lugares bellísimos, es que su gente es muy alegre. En Colombia se respira alegría. Y eso te contagia… 
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

3 comentarios:

  1. Leer estas líneas me enchinan la piel y me ponen los ojitos llorosos.. muchas gracias por el tiempo que te tomaste para escribir cosas tan bellas de mi país, serán siempre bienvenidos seres humanos tan bellos y radiantes como ustedes!! Estando en Chile lo único que quiero mas que nunca al leer este post es estar allá.
    Buenos vientos y buena mar para los 3! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liz, que hermosas palabras nos dedicaste! Que bueno que te gusto el post. Abrazo grande!
      Maru, Martin y Gaia

      Eliminar
  2. Muero por una arepa de queso de Marinilla! Qué cosa más rica por favor!!!

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...