sábado, 6 de septiembre de 2014

El mejor amigo del hombre

Soy un amante de las estadísticas. Maru cree que ya pasó a ser una enfermedad porque parte de mis días los ocupo haciendo planillas de excel.
Durante el viaje llevo varias bastantes particulares, como por ejemplo la cantidad de termos de mates tomados, las veces que nos quedamos sin gasolina en la ruta, las ocasiones en que remolcaron a Huella o los policías que nos frenaron a lo largo del camino.
Pero hay un número que nunca pensé que debería contabilizar.



Las primeras veces que ocurrió maldije el momento, pero con el paso de los días y la repetición del desgraciado suceso empecé a ser más consciente de que el ítem podía ser parte de mi obsesión numerológica y comencé a llevar la cuenta.

La sopapa es como un ángel que cayó del cielo.
Todavía no entiendo por qué ocurre; si es la alimentación, cambios en mi organismo o si a partir de Centroamérica las cañerías o los inodoros son diferentes.
La única certeza que tengo es que desde Panamá hasta México cada vez que fui al baño ¡lo tapé!
Pero lo tapo con ganas eh, nada de tirar dos veces la cadena y listo...
Acá el tema es mucho mas profundo y complejo.
Definitivamente, la solución fué comprar una sopapa para tenerla a mano cada vez que voy al baño.

En Huella ella tiene su lugar.

Sí, es incómodo. No entra en la cartera de la dama ni en el bolsillo del caballero, pero resulta menos incómodo que estar en un baño prestado y quedarme por largos minutos encerrado dándole a la cadena y pensando que afuera están todos escuchando un concierto de 7, 8, 9 tiradas sucesivas, además del gastadero de agua que ésto supone, por supuesto.

Buenas ideas para llevar la sopapa con uno.


Y lo más feo es cuando notas que el tiempo corre y seguís encerrado en el baño intentando lo imposible, y después el momento de salir del baño y hacerse el desentendido con la mejor cara de "aquí no pasó nada".
Además, tengan en cuenta que generalmente nos reciben personas o familias a las que recién conocemos y no hay tanta confianza, con lo que la vergüenza de tener que avisarles que les tapé el baño es aún más grande.

Yoga en el inodoro es una buena opción para mantener la calma y de paso hacer ejercicio.
Siempre hay algo para leer (composición del shampoo, por ejemplo).
Imaginen papel higiénico con poesía impresa. Sería lindo, no?

No existió un sólo país que resultó exento de este asunto. Baño que uso, baño que tapo.
En todo el tiempo que gasto encerrado en los baños -esperando que el agua baje y el resto fluya- llegué a la reflexión: Menos mal que la kombi no tiene baño. ¿Se imaginan lo que hubiera sido? ¡Habríamos salido flotando!

Como verán no todo es color de rosa en los viajes. Hay un lado B que muchos no imaginan; ¿"B" de baño, tal vez? ¿Y de todo lo que incluye ser nómada de baño propio cuando uno viaja?

Existe un juego para celulares llamado Dr. Sopapa. Podría estar inspirado en mi.
PD: Si leíste éste texto y pensabas recibirnos en tu casa, no temas, llevo sopapa.

Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

17 comentarios:

  1. jajaja, seguro es la tortilla de maíz. Me da mucha risa que sugieras la idea de pasar largos ratos en el baño haciendo yoga para inodoro, debe ser gratificante cagar con la patita doblada jaja
    Y bueno como hay lados B en los viajes me contaron de un blog que trata de eso, plan b viajero algo así.
    Un saludo grande hermano creeme que en tapar baños tengo experiencia. J. Goblin

    ResponderEliminar
  2. jajajaja una cruel realidad, tratando de llevar menos cosas en el equipaje solo para que pueda entrar la sopapa :( (en sudamerica tambien pasa)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej si, lo que no se ve de los viajes!
      Abrazo

      Eliminar
  3. Suele pasar. Lo del yoga funciona!!! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pero y no falta el final ? o lo mas jugoso, bueno no se si es el termino, como se encara al dueño de casa y se vuelve sopapa en mano a solucionar el problema? Debe haber anécdotas muy buenas !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo, quedara para otro post
      Abrazo y gracias por escribir!

      Eliminar
  5. Habrá que agregar el elemento sopapístico a la lista de imprescindibles para viajar por centroamérica. Y que dice la gente cuando llegás sopapa en mano? Y cuando vas caminando para el baño con ella? Habría que buscar ideas para disfrazarlas, no sé, ponele un cable al final del mango con una ficha USB y decile que funciona muy bien para potenciar la señal de WiFi, es una idea, generalmente en los baños la señal no es buena, lo sé porque suelo usar ése tiempo para subir fotos a instagram y tengo pruebas sólo que mi señora me dice "NO SUBAS ESO HIJO EPU" pero tengo una buena colección de fotos. Pensar que parte de mi ADN se vá con cada cadena, me dá lastima :-)

    ResponderEliminar
  6. Me imagino el momento, te dan ganas, salis fuera, abris Huella, sacas la sopapa, cerrás Huella, volvés a entrar en la casa sopapa en mano y entrás al baño... jajaja

    ¡Muy bueno! Estoy en Varsovia de largo viaje con mi novio, se lo acabo de leer y nos cag... de risa, valga la redundancia ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej que bueno que te haya gustado parece gracioso pero también es bastante incomodo!

      Eliminar
  7. jajajaja! que comentarr.. muy bueno! me rei bastante! te dejo mi blog para que leas http://www.dalequeviajas.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por escribir y compartir tu blog
      abrazo!

      Eliminar
  8. Jajajajaja! Fantástico post! A todo esto : que onda en los aviones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uuufffff, que dilema en un avión! complicado!
      ABrazoo

      Eliminar
  9. jajajjajaja Alvaro estaría necesitando incorporar una a la mochila tmb!
    Lau (klando)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja calculo que en la mochila llevarla seria un poco mas complicada! Tendrían que fabricar una desmontable!
      Besos

      Eliminar
  10. Recuerda llevar una bolsita con soda caustica. Calientas un poco de agua y listo. Santo remedio. De paso le haces de plomero a la familia que te prestó el baño y le dejas destapado el tubo del inodoro.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...