lunes, 7 de enero de 2013

¿Villa de Leyva o Barichara?

Cuando era chica solía jugar al “¿Qué te gusta más?”, un pasatiempo que me inventé y que consiste en comparar varias cosas que tenés a mano y elegir cuál te gusta más.
Entonces, mientras esperaba con mi mamá que la dentista me atendiera, mirábamos revistas y tocaba elegir "qué vestido te gusta más", "qué actor te gusta más" o escoger entre una serie de ofertas de viajes, de esas siempre tentadoras a la vista y el espíritu.
Lo mismo cuando viajábamos en colectivo, cuando paseábamos, cuando íbamos al supermercado, etcétera.

Mmmmm, ¿cuál me gusta más?
La nena siguió creciendo y aún mantiene la diversión, aunque ahora prefiere mirar las ofertas por todo el mundo y planear a qué lugar del mapa va a llegar.

Siempre quise cerrar los ojos, marcar un punto en el mapa y viajar hacia allí.
Resulta que hace unos días llegamos a Villa de Leyva y nos enamoramos de esta ciudad que es el segundo destino,  después de Cartagena, más visitado en Colombia.
Su arquitectura típicamente colonial, calles adoquinadas, casas blancas con ventanales y puertas de madera, techos de tejas rojas y en el centro la inmensa y empedrada Plaza Mayor, que con sus 14.000 metros cuadrados es la plaza más grande de Colombia.
Además, se trata de un valle rodeado de sierras que conforman la cordillera oriental de Los Andes, así que para donde mires, se ven montañas.
Hasta ahí, Villa de Leyva fue el lugar que más nos gustó de Colombia.

Callecitas de Villa de Leyva.
Podríamos quedarnos horas ahí sentados.
La Kombi Rutera en la Plaza Mayor de Villa de Leyva.
Sin embargo, en el camino a San Gil, donde planeamos pasar nuestra Nochebuena Kombirutera, apareció Barichara.
Sus habitantes lo definen como un 'pueblo fotogénico'.  Las casas están construidas en piedra y tierra, tejas de barro, paredes blancas con puertas y ventanas coloridas. Las veredas angostas y empinadas.
El pueblo tiene varias iglesias, una plaza principal y numerosos restaurantes, hoteles y bares que conservan la arquitectura colonial.
A pesar de que es época de fiestas  y los vecinos se reúnen en las calles a compartir tragos de fin de año, la tranquilidad que existe en Barichara es tal que uno se siente el dueño del lugar.

Las callecitas de Barichara.
Podríamos quedarnos inmóviles como él, admirando éste lugar por horas.




La Catedral de Barichara.

Entonces surge la pregunta: "¿Cuál te gusta más?". Y recuerdo que soy demasiado indecisa, así que prefiero contagiarte mi duda y confiar en tu elección.
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...