jueves, 5 de mayo de 2016

El ritual de la placenta

Hace tiempo teníamos ganas de juntarnos con las mujeres que nos guiaron y acompañaron en el parto de Gaia; las queridas parteras Beti Flores y Guadalupe Blanco, junto a la todoterreno Mariam Rebull. 

Beti y Guada recibiendo a Gaia en casa.
Beti y Guada 
Finalmente, acordamos que vendrían a casa el viernes 22 de abril y que, además de almorzar y volver a abrazarnos con una Gaia de 6 meses, enterraríamos la placenta que aún permanecía en el congelador esperando su ritual. 


Sin buscarlo y entendiendo una vez más que nada es casual, nuestro encuentro coincidió con el Día de la Tierra y lo celebramos junto a Gaia, que justamente significa Madre Tierra en griego.

Entre flores y colores quedó enterrada la placenta de Gaia.
Devolviéndole a la tierra lo que es de la tierra y pidiéndole a la Pachamama que nuestra hija siempre crezca abrazada a ella, ofrendamos la placenta; como un regalo que quedará por siempre entre las raíces de un árbol de aguacate, que habita el jardín de la casa que la vio nacer.

Mucho amor y gratitud.

Información sobre la placenta

La placenta es el órgano que desarrollamos durante la gestación las hembras de los mamíferos, consiste en una masa esponjosa, adherida al útero, y a través de la cual se establece el intercambio de oxígeno y sustancias nutritivas entre la madre y el embrión. En la última fase del parto, la placenta se desprende del útero y se expulsa.

Cada placenta es única y contiene la información genética exacta de la mujer y del bebé, ello es lo que la hace increíble y especial, no hay dos iguales. La baja de hierro por ejemplo tiene incidencia en la depresión post parto y la placenta es rica en hierro, esto puede llevar a que la placenta ayude a mujeres que hayan presentado depresión con anterioridad o hemorragias después del parto y así evitar una depresión post parto.

Se cree que la placenta puede ayudar a:

  • Restaurar la energía tras el esfuerzo del parto.
  • Aportar hierro, minerales y vitaminas. 
  • Balancear los niveles hormonales. 
  • Reducir el sangrado post parto.
  • Aumentar la cantidad de leche y mejorar la calidad de la misma. 
  • Ayudar al útero a contraerse a su tamaño original. 
  • Asistir en la transición hacia la menopausia (tintura de placenta).
Adicional a esto, la placenta produce varias hormonas entre las que se encuentran; gonadotropina, lactógeno placentario (hPL), estrógeno y progesterona.

Estos son algunos números de un estudio realizado por la Universidad de Nevada a mujeres que ingirieron su placenta.

40% Presentaron mejor humor.

26% Más energía.

15% Mejoró su lactancia.

07% Menor Sangrado

Para que la placenta pueda ser procesada para consumo debe refrigerarse. Algunas madres optan por ingerirla fresca, otras en licuados, otras en capsulas después de ser deshidratada, otras en tinturas, etc.

*Información extraída de Mamá Natural
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...