miércoles, 30 de octubre de 2013

Bienvenidos a casa

¿Vieron esa parte de la película dónde ET pide desesperadamente CASA? 
Así estábamos Martín y yo desde que llegamos a México.
Un año y ocho meses viajando de acá para allá, viviendo en hogares itinerantes, nos hizo añorar la vida cotidiana de casita con aroma a comida casera, de cama armadita y baño a disposición, de heladera y sillón, de quietud y silencio.


Hacer una pausa para seguir mirando el mundo desde un sillón.

Muchos creyeron que estábamos queriendo volver a nuestra casa en Buenos Aires y, aunque ya llevamos bastante tiempo afuera y cada vez se extrañan más los domingos en familia, los encuentros con los amigos, estar acurrucados con Mía (nuestra gata) y alguna que otra comilona, sentimos que todavía no es el momento de emprender la vuelta. 
Yo tengo el pálpito de que hay algo que aún tenemos que aprender o nos falta hacer o personas que debemos conocer o lugares por andar. 



En realidad buscamos una casa de vacaciones de la ruta, un respiro del ir y venir. Queremos quedarnos quietos por un rato. Hacer una pausa para volver a tener ganas de salir a verlo todo y a disfrutar de la incertidumbre de dónde dormiremos esta noche.


El eco de nuestro llamado llegó con bastante delay. Ya llevamos 70  días en México y vieron como es: las cosas suceden cuando deben ser, ni antes ni después, sino en el momento exacto. 
Y hay veces que el  motivo de que así ocurra no aparece a la vista, sólo llegamos a entenderlo tiempo después atando y desatando cabos, o quizás por más vueltas que le demos tampoco encontremos la relación. Por eso, y ante todo, simplemente confío.



Después de varios días de búsqueda, desde hace una semana nuestro hogar, dulce hogar, está en San Cristóbal de las Casas
Tiene jardín, un lugar para Huella y una linda chimenea que encendemos cada atardecer.  
El sol entra durante el día por sus inmensos ventanales y al irnos a dormir, desde la cama, vemos infinidad de lucecitas que dibujan el valle de esta ciudad al sur de México.
Nuestro barrio se llama Cuxtitali y es uno de los más antiguos de San Cristóbal. Al estar alejados del centro –que queda aproximadamente a 15 cuadras- podemos ver pinos, mucho verde y las montañas.


Nuestra casita.
Lo que vemos cuando despertamos.
Vista desde el balcón.
El saludo al sol.
El jardín.
Que tiene mi flor preferida: jazmín.
La leña para la chimenea. 
Aquí estaremos durante un tiempo. Tenemos ganas de volver a ciertas rutinas: limpiar la casa, ir hacer las compras al mercado, cocinarnos, aprovechar la gran oferta cultural que ofrece este lugar. Queremos trabajar y tal vez nos pongamos a estudiar algo. 

Después de 31.000 kilómetros, Huella también necesita un descanso. No está andando bien y nos pedía que no la sigamos exigiendo. ¿Qué pasará después de ésta pausa? No lo sabemos. Mientras tanto estamos en la Calle De los Arcos número 88, Barrio Cuxtitali, Ciudad de San Cristóbal, Estado de Chiapas, México.
La casa tiene buzón
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

14 comentarios:

  1. Qué lindo chicos! A veces es necesario formar una casita en la ruta. Feliz hogar dulce hogar! Y que dure lo que sea necesario.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aniko! Lindos nuevos caminos para vos y ojalá nos crucemos en la ruta. Abrazos!

      Eliminar
  2. Que bueno, los vengo siguiendo desde que estuvieron en Radicados, lo que hicieron es alucinante. Toda la suerte, en esta pausa mexicana, que se extienda todo lo que deba, la merecen. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Que lindo que nos acompañes. Otro abrazo para vos!

      Eliminar
  3. Amigos.....estoy emocionada....es asi: llega cuando tiene que llegar.....y si encima les llega ESTA HERMOSA CASA!....valio la pena esperar.....que lo disfruten mucho...Maru: me muero por ir a tomar unos mates en ese patio con pastito y jazmines, con vos!!! cierro los ojos y me lo imagino!!!...saludos y ahora...a descansar un poco! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amiga cuánto me gustaría cebarte unos mates y charlar largo y tendidas sobre el pasto! Yo también cierro los ojos y nos imagino. Siempre estás cerca. Te quiero! Abrazos y besos.

      Eliminar
  4. Felicidades amigos, todo lo que hacen es inspirador!!! Fuertes abrazos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio! Abrazos para vos también!

      Eliminar
  5. ¡Linda casa! San Cristóbal de las Casas, una excelente decisión para quedarse un tiempo. Sigan disfrutando lo hermoso de mi país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Vanesa! Cuánto para ver y disfrutar tiene México. Nos encanta! Abrazos!

      Eliminar
  6. Qué lindo escriben...qué lindo viven....chicos disfruten mucho de este nuevo hogar y que les depare hermosas sorpresas...que con esos ojos privilegiados que tienen estoy segura que podrán descubrir minuto a minuto...o, no no, eso sonó un poco estresante, mejor entre un amanecer y otro :-) Voy a tratar de mantenerme conectada porque es muy energizante...placentero y hasta saludable leerlos o escucharlos. Les deseo lo mejor, Carolina desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carolina, por escribir y por las bonitas cosas que nos decís. Sí, quedate cerca que nos gusta! Fuertes abrazos desde México.

      Eliminar
  7. Que bueno una casa!!! Los venimos siguiendo. En mes y pico arrancamos de viaje, asi que sus crónicas son una gran inspiración. Mucha suerte, vayan al cañon del sumidero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, gracias por seguirnos! buenas rutas para ustedes!
      Maru y Martin

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...