domingo, 11 de agosto de 2013

Carta a una amiga

El mail de mi amiga Lucila dice así: "Veo cada una de las fotos y el recorrido que están haciendo y no hago más que preguntarme ¿Cómo están ustedes? ¿Cómo se sienten? ¿Qué piensan? ¿Cuáles son sus estados de ánimo?".

Hace días que le doy vueltas a la respuesta, tan amplia como los más de 540 días y los 29.000 kilómetros que llevamos de viaje, y no sé qué decirle o mejor dicho, no sé por dónde empezar.

Podría contarle simplemente que estamos bien y contentos, pero no, no es la respuesta que ella espera ni tampoco la que siento responderle.

Caliento el agua, preparo el mate, me recuesto en el muelle, al solcito, cierro los ojos y me la imagino enfrente, con sus ojos celestes celestícimos, compartiendo una de esas charlas interminables que se tienen con los amigos, donde uno se muestra a corazón abierto, no calcula las palabras, se ríe, se llora y sé es absolutamente transparente y auténtico.
Y entonces, le cuento:

Lago Petén Itzá, en Guatemala.
Querida amiga: 
No puedo creer estar tan cerca de México, la meta que nos pusimos con Martín cuando el viaje sólo era un sueño.
La percepción del tiempo es tan relativa que a veces parece que fue ayer que dejamos nuestra vida en Buenos Aires. Pero, a la vez, cuando pienso en algunos lugares, personas, momentos e incluso en mí misma hace un año y medio atrás, siento que ya pasó mucho tiempo.

Casi al comenzar el viaje, en un pueblito mágico de Córdoba llamado Nono - ese que vos misma me recomendaste una noche en el comedor de tu casa- conocimos a un señor llamado Santiago Bouchon, dueño del Museo Rocsen. 
Después de entrevistarlo y quedarnos admirados por su sencillez y sabiduría, nos despedimos, y en ese segundo en el que me acerqué para abrazarlo me dijo al oído: “que encuentres lo que estás buscando”.
Lloré al instante. Quizás descubrí. Tal vez entendí. Posiblemente no aún.

Con Santiago Bouchon en su genial Museo Rocsen. 
¿Por qué viajo?
Hay una búsqueda en el viajar que va más allá de disfrutar nuevos paisajes, eso lo sé. 
“Viajamos para cambiar, no de lugar, sino de ideas”, dice un tal Hipólito Taine en la página de Royal Holiday.


Y yo creo que: viajo para aprender a convivir con los imprevistos. Para ejercitar la curiosidad y el asombro. Para aceptar dejar ir personas, lugares, cosas. Para contagiarme de los pequeños detalles que le dan sentido real a la vida. Para acostumbrarme a dejar que fluya y confiar en que todo ocurre -o no- por algo más allá de lo aparente. Para no tener expectativas. Para escuchar mejor y agudizar la mirada. Para valorar las ausencias y también las presencias. Para poner en práctica el aquí y ahora. Para revelarme que puedo.

Y en este habituarme a la vida viajera hubo días de felicidad, magia, exclamación, sorpresas, risas, dar gracias, pensar, sentir, conocer, recibir, abrazar, preguntar (me), responder (me), escuchar (me), encuentros, sincronicidades, soltar, tomar envión, saltar y volar, proyectar, despertares, confiar, sueños, aprender, conectar a través de estrellas, soles, mares, raíces y fuegos.

Y también días de tristeza, interrogación, necesitar silencio, necesitar abrazos, dudas, cansancio, recuerdos, enojos, llantos, desencuentros, añorar, respetar (me), aceptar (me), perder (me), extrañar, adaptarse, dejar ir.

El mate ya está lavado, el sol empezó a irse y vos te seguirás preguntando ¿Cómo estamos? ¿Cómo se sienten? ¿Qué piensan? ¿Cuáles son sus estados de ánimo?.

Mi amiga Lu viajando junto a la Kombi Rutera por el norte de Argentina.
En síntesis todavía sigo buscando. No sé muy bien qué. Quizás sólo lo sepa cuando lo encuentre. O quizás sólo se trate de seguir moviéndome.
Quizás también tenga razón Alejandro Dolina en su "Refutación de los Viajes": "No está mal contemplar las catedrales góticas, los canales de Venecia o la gran muralla. Sí está mal creer que esas contemplaciones darán sentido a nuestra vida. Para encontrarse a uno mismo no es necesario caminar mucho. Se lo digo yo, que me he rastreado por todas partes y me encontré en el patio de mi casa, cuando ya era demasiado tarde”.

Creo que nunca es demasiado tarde para encontrar lo que estamos buscando. Después de todo para mi eso es viajar y vivir: una búsqueda permanente.


¡Te quiero y te extraño! 

Maru

 

Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

25 comentarios:

  1. Maru! Hermoso relato-carta. Coincido con vos en todo, sobre todo en esas dualidades que pasan cuando uno vive "la vida de viaje" amor-tristeza, sonrisa-llanto, silencio-ruido.

    Hace dos días escribí algo similar a todo esto que se titula "Los sueños enseñan", y que tiene que ver con todo esto que reflejás. Ya prontito lo subiremos y se los compartiré para que lo lean.

    Un abrazo chicos, ganas de conocernos personalmente muchas! (aclaro personalmente, porque de corazón sé que todos los viajeros estamos conectados)

    Jime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jime! Que lindo va a ser cuando nos abracemos después de haber compartido a distancia las enseñanzas que nos regala el viaje! Esperamos tu relato. ¡Abrazote!

      Eliminar
  2. Excelente y por demás de cierto Maru. "Nunca dejemos de buscar/nos"

    ResponderEliminar
  3. uf!! hermoso.
    Me llevo la mágica frase de Dolina y tus palabras de cierre.

    ResponderEliminar
  4. Maru, hermoso!
    Me llevo puesto dos cosas:
    la perfecta descripción que hiciste de las típicas conversaciones con amigos, donde pasamos de la risa al llanto con la autenticidad de un niño que solo busca ser abrazado

    -las hermosas palabras de Dolina en su "Refutación a los viajes". Viajar tantos kilómetros, para encontrarse que el patio de su casa. Quizá, viajemos porque en esa larga vuelta que hacemos por el mundo, todo lo que hacemos es construir el camino de regreso a casa.

    Un abrazo y gracias por compartir tus mates y muelles!
    Naty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Naty! Me llevo tu "quizás viajemos porque en esa larga vuelta que hacemos por el mundo estamos construyendo el camino de regreso a casa" ♥ Otro abrazo fuerte!

      Eliminar
  5. Maru! q lindo leerte justo en este momento.. en el q con nuestra Kombi vw estamos partiendo de villa maria, a Nono...! es nuestro primer viaje con LA MAGA lista de mecanica! estamos muy felices.. y construyendo el camino para pronto arrancar un viaje sin tiempo...!!!
    abrazo fuertisimo.. y muchisima luz para el camino!!

    ceci y lu!

    somos LA MAGA MUNDOS en face =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceci! Viste, no existen las casualidades! Cada cosa llega cuando tiene que ser! Aprovechen a conocer el Museo Rocsen y a ese hombre fantástico que es Santiago Bouchon. Vive ahí mismo, cerca del museo (bah, vive practicamente en el museo).
      Que lindo destino, Nono, para empezar a construir este nuevo camino que sin dudas los va a llevar a lugares, personas, sentimientos tan impensado como bonitos. Disfruten de cada paso! Abrazos y gracias por leer :)

      Eliminar
  6. Maru!!!
    Amiga viajera! Siempre te tengo presente! Cuando vi el link quise leerlo, pero antes no pude.
    Creo que todo lo que describís refleja lo que es un viaje, con lo malo y lo bueno que tiene el día a día. Sobre todo, ¿sabés por qué? Porque creo que aunque estemos en otros lugares y tengamos miles de experiencias, aunque veamos con otros ojos y comprendamos otras cosas, aunque dejemos de lado prejuicios y aprendamos a aceptar al otro como es, no dejamos de ser nosotros mismos. Y eso ayuda a esa dualidad que uno percibe en los viajes. Creo que los viajes te cambian, mucho, pero también creo que en el fondo seguimos siendo nosotros mismos. Por eso, a veces esa búsqueda que sin querer muchas veces nos "imponemos", puede estar "a la vuelta de la esquina", como plantea la idea de Dolina.
    A veces, cuando me hago las mismas preguntas que vos sobre eso de "qué estoy buscando" me pregunto si no pienso demasiado, si no es mejor dejarse llevar y disfrutar del momento sin esperar encontrar nada en especial. Porque pienso (otra vez) que, a veces, a lo mejor por estar atenta a buscar "algo" paso de largo otras cosas que no pensaba encontrar y que están ahí... (me puse muy "filosófica" jaja).
    No importa sino encontrás ese "algo" especial que fuiste a buscar, seguro que encontrás otras cosas.
    (Yo creo que salí con la misma idea y tampoco lo encontré, pero, evidentemente, descubrí otras cosas, como que cada día que pasa estamos más convencidos de que, a pesar de las dificultades, no cambiamos esta nueva vida que elegimos por la de antes!).
    Te mando un beso grande!! Estamos en contacto!!
    besote!
    Aldana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cada día mas lindos tus relatos, tal vez no te des cuenta pero desde tus primeras historias a hoy se te siente (permitime la expresión)cada día mas plena!! ...
      Hermosas tus palabras ...las acompañe con alguna lagrima trasnochada, tal vez por reconocerme "cargado d equipaje" pero también por la emoción de sentirme en movimiento, buscandome y convenciendome de que definitivamente se esta gestando algo distinto ...
      Gracias por compartirlo con todos nosotros ....

      pura vida!!

      Eliminar
    2. Aldi, amiga viajera: Gracias y más gracias por tus palabras. Que la vida nos sorprenda sin buscar tanto, sólo viviendo, disfrutando de cada momento. Intentar no pensar demasiado -aunque a veces el pajarito esté meta golpear en la cabeza-. Entregarnos. Confiar. Vivir. ¡Abrazo enorme!

      Eliminar
    3. Agus: Que lindo lo que me decís!
      Plenitud: Totalidad, integridad o cualidad de pleno. Mejor momento de algo.
      Suena divinoooo! Hace unos años -en otro viaje- me dijeron que llevaba una mochila muy pesada. Nunca lo voy a olvidar, aunque en ese momento no le dí mayor relevancia. Creo que de apoco aprendí -y sigo aprendiendo- a ir más liviana. ¡Éxitos en ese camino que vas andando! Y gracias. Besos.


      Eliminar
  7. Que linda entrada, Maru. Qué lindo escribir cartas con el sentimiento a flor de piel. Solía hacerlo muy seguido, luego con las tecnologías se me fue la costumbre, aunque aún tengo una caja llena de cartas desde mis 14 años (ya tengo 31) que son las respuestas a mis cartas. Pienso que estaría bueno al menos una vez en la vida escribirle una carta a esa persona que amamos: nuestra pareja, nuestros padres, nuestros amigos, nuestros sueños, a nosotros mismos. Es una terapia, una descarga de emociones, para encontrarnos tambien o al menos intentarlo.
    Les deseo lo mejor, un abrazo grande, los sigo siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo Guido! Es hermoso escribir cartas y también recibirlas. Para mi es el mejor regalo que me pueden hacer, aunque sea un te quiero en un papel :)
      Nunca me escribí una a mi. Lo voy a hacer. Gracias por la idea, Me encantó.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Qué lindo, chicos! Les mando un fuerte abrazo de compartir la emoción! Soy de Rusia. Espero que un día vengan a conocerlo tb!
    Daria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daria. Gracias por escribirnos y ecima desde ¡¡¡Rusia!!! Que lindo saber que nos lees desde tan lejos, aunque ¿qué es lejos y qué es cerca, no? Nos encantaría conocer Rusia, aunque de un poco de temor tanto frío. ¡Abrazos para vos también!

      Eliminar
  9. Maru! Que lindo leerte. Me transmitiste paz, y unas ganas locas de seguir viajando.
    Esas cartas hacen que resumamos en palabras lo "mágico" que el Universo nos va presentado a lo largo del camino. Gracias por sintetizarlo tan maravillosamente.
    Mucha luz!!!
    Flor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor! Me alegra mucho lo que me contás que te provocó el texto.
      Abrazos!

      Eliminar
  10. Me encantó! Todo sucede x algo y nos deja una enseñanza para la "próxima vez"!

    ResponderEliminar
  11. Amiga.....leo y re leo esta carta....una palabtra tras palabra cargada de vos, de tu esencia.....
    gracias por permitirme ser parte de este sueño, por dejarme acompañarte en cada momento, por darle tanta importancia a mi curiosidad.
    todos los días agradezco tu amistad, elegirte como hermana de esta vida.....
    tus palabras describen a la perfección lo que nos pasa a algunos amantes de viajar y sos la voz de todos nosotros .....
    como dolina ,mi lugar en el mundo, mi hogar, mi patio verde de plantas con el aroma de la humedad en la tierra, la menta, el azar,el tomillo.......pero la mejor sensación, el mejor estado, el placer más grande , el de viajar!!
    te adoro!! Siempre por el camino de maru y su kombi rutera
    lu

    ResponderEliminar
  12. Miles de Abrazos desde Perú...como los quiero.Sigan por mas Rutas!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...