lunes, 6 de mayo de 2013

Volver a casa es regresar al corazón

A medida que transcurre el viaje hay una pregunta que se repite: ¿Conocieron algún lugar donde les gustaría quedarse a vivir?
Sin menospreciar la cantidad de hogares itinerantes que nos abrieron sus puertas y donde realmente nos sentimos "como en casa", hace unos días encontramos al que por algunos días fue "nuestro lugar en el mundo": Se llama Boquete y queda al noreste de Panamá.



Nos enamoramos de este lugar porque:
  • Tiene río.
  • Tiene montañas.
  • Tiene un volcán -que nos hizo temblar por algunos segundos-.
  • Tiene perros que son del pueblo.
  • La gente anda mucho en bicicleta.
  • La gente también anda a caballo.
  • La gente tiene pequeñas huertas al frente de sus casas.
  • La gente deja las puertas abiertas de sus casas.
  • Vas caminando por la calle, estornudas y de una casa alguien grita "salud".
  • Vas caminando por la calle (casi no hay veredas), viene un auto de la derecha, otro de la izquierda y uno de frente: todos frenan para darte paso.  
  • A la noche se escuchan sapos, ranas, grillos y no sé cuántos bichitos más.
  • De día se escuchan pájaros, el río, el viento. 








Además su clima es una delicia: de día hay sol y de noche refresca lo justo para poder dormir con una sábana, incluso hay noches que llovizna con el cielo cargadísimo de estrellas y brota del suelo un olor a lluvia encantador.
Claro que llegamos en abril, cuando todavía es época seca y no comenzaron las lluvias constantes. Dicen que de mayo a octubre hay días en que no para de caer agua.







Después de andar de acá para allá necesitábamos unos días de vida hogareña, así que entusiasmados por encontrar nuestra casa por unos días comenzamos la búsqueda.
Nuestros requisitos eran simples: una cama, un baño, un poco de pasto donde tomar mate por la mañana y salir a leer y disfrutar del sol y caminar descalzos, heladera, y -fundamental- que tenga cocina y -sería excelente- que venga con ¡horno!
Necesitamos cocinarnos un pastel de papas, una carne con papas, una milanesas, una torta, un poco de comida casera que hace tanto no tenemos, ya que en los países que recorrimos hasta el momento
-Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá- las comidas son riquísimas pero casi todo es frito.

Obviamente nuestro presupuesto es acotado, así que necesitamos que no nos maten con el precio (echen un ojo a la web de Destinia para ver precios de viaje interesantes), que tenga un lugar para estacionar a Huella y que sea limpia.

Amamos el pastel de papas.
Nos llevó casi 2 días, pero la encontramos:

Linda, ¿no?
Y estamos felices porque:
  • Cuando abrimos los ojos a la mañana vemos por la ventana un limonero, detrás las montañas y más allá el cielo.
  • Mientras seguimos remoloneando en la cama y la luz de un rayo de sol nos da en la cara, escuchamos cantar a un montón de pajaritos.
  • A pesar del intento de los gallos por levantarnos con sus reiterados cocorocó, disfrutamos oírlos y seguir en posición horizontal los pasos de su señora gallina y la banda de pollitos que oímos van detrás.
  • Dormimos siestas. Nos levantamos y cocinamos. Nos acostamos a leer un rato. Nos levantamos para ver una película. Y volvemos a hacer nada y a la vez hacemos todo.
  • La vecina tiene una gatita gris que todavía no nos tiene demasiada confianza pero de a poco se anima a sentarse cerca y a compartir el rato con nosotros.
  • Hay una biblioteca hermosa y toda vidriada a 150 metros de la casa. Tiene internet gratis, prestan computadoras y libros y tiene un bar que vende limonadas, tortas caseras y un café que siempre huele riquísimo.
  • Cerca de la casa hay un salón donde hacen yoga y la clase cuesta lo que cada uno pueda pagar.
  • Cada martes se organiza una feria artesanal donde podemos vender nuestra ropa de India y comprar la albahaca más sabrosa que probé en la vida.
  • Nos encontramos con más viajeros en kombi como los Proyecto Chakana y Pinceladas de Latinoamérica
  • Este lugar nos inspira.
Leer bajo el limonero 

Gris 
Limonero + gallinas 
El loro del vecino.
Desde la casa se ve la biblioteca.
Desayunos ricos.
Picadas ricas.
Lindos encuentros viajeros.
En principio nos íbamos a quedar sólo una semana, después fueron 15 días. Hoy con un poco de melancolía cerramos la puerta de esta casita que nos brindó calor de hogar por unos días y encendemos a Huella. Volvemos a la ruta, a que el camino nos sorprenda, a saber dónde nos despertamos pero nunca dónde nos vamos a dormir. Probablemente vuelvan a preguntarnos si encontramos nuestro lugar en el mundo. Y esta vez, quizás, contestemos que aún no lo buscamos, porque todavía sentimos que nuestro lugar sigue siendo el  mundo en sí mismo.

Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

22 comentarios:

  1. Me encantó!!!!! Saludos a los 3!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién nos escribirá? Gracias igual y besos de los 3!

      Eliminar
  2. Guau Maru!! Qué hermoso lugar! Por un momento me transporté y sentí la paz, los olores y sonidos del lugar con tu relato. Gracias amiga. Te adoro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por pasar a visitarnos (aunque sea virtualmente). Abrazote amiga!

      Eliminar
  3. Muy bonito los lugares que han visitado y las fotos que nos han hecho ver , felicitaciones HORACIO.-

    ResponderEliminar
  4. bellisimos lugares !!! nos deleitamos con las fotos q nos envian algun dia volveran? disfruten q eso es la FELICIDAD desde ARGENTINA un abrazo enorme para los dos :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabemos quién sos, pero agradecemos tu comentario! Besos!

      Eliminar
  5. que bueno que aun existan lugares asi !!!! creci en un pueblo, donde el paisaje no era como el que describen, pero el resto era muy similar. hoy ese pueblo ya es ciudad y con el progreso se acabo todo lo bello que tenia.....se llama BENAVIDEZ el lugar donde creci, es en pcia de buenos aires.
    gracias por permitirme viajar en ustedes. BUENAS RUTAS !!!!. ahhhh voy a copiar una foto en mi muro. elba sol, en face

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El bendito desarrollo no? Gracias a vos por acompañarnos!Copie nomás. Beso Elba Sol!

      Eliminar
  6. Simplemente... ¡Bellísimo! Hermoso hermoso hermoso. Que lindo que hayan tenido unos días de casita y quietud, a veces también es necesario :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas que es necesario!
      Abrazo grande y gracias por escribir
      Maru, Martin y Huella

      Eliminar
  7. Yo también me quedaría sin dudarlo!
    Les mando un abrazo enorme chicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias como siempre Juan!
      Abrazo grande
      Maru, Martin y Huella

      Eliminar
  8. ¡Qué lindo! Yo siempre ando preguntándome donde están esos lugares en el mundo en los que podría ser tan feliz y de vez en cuando los encuentro. Me gustan mucho las listas así que uno la mía :)

    - En Hoi An (Vietnam), porque los tejados estaban llenos de flores y tomé un desayuno de frutas envidiable y siempre me imaginé teniendo una casita junto al río, en la época que no vienen los turistas, y escribiendo un libro.

    - En Luang Prabang (Laos), porque vi el atardecer más bello de mi vida, en un café frente al río, y pasaban monjes en sus barquitas que parecen vainas y comí un arroz riquísimo, el mejor.

    - En Lisboa, porque es una ciudad amarilla y llena de poesía. La gente escribe frases de Pessoa en las paredes (y se come D-E-L-U-J-O)

    - En Barcelona, que es donde vivo. Y aún no puedo explicar por qué, pero de momento y para siempre será un huequecito al que regresar, una pieza de puzle perdida que recuperé sin saberlo.


    Sigo leyendo vuestros textos!

    Una abrazo!
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh Marina me fuí a ser feliz con vos a esos rincones! Que bellos. Sólo conozco 2:

      - Luang Prabang, donde también fuí muy feliz una madrugada acompañando a los monjes tibetanos por las calles a pedir sus donativos.

      -Barcelona, donde vivi infinidad de momentos felices y siempre la consideré como un posible lugar donde estar más tiempo que el de unas vacaciones. Además ahora tendré que volver para conocerte!

      Gracias por leer. Abrazos y vivan las listas de cosas que hacen felices :)

      Eliminar
  9. A las 04:00 de la madrugada (Bs As), diría, es una hora especial para escucharlos...la ciudad, por un rato, sólo por un rato, parece dormida y es en ese momento donde me gusta imaginar todos esos lugares que tan bien saben describir desde ese increíble viaje. Un abrazo a los dos, me encanta escucharlos, Marcelo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marcelo, que lindo comentario! gracias por escribir, por leernos y escucharnos!
    Abrazo grande
    Maru, MArtin y Huella

    ResponderEliminar
  11. Qué hermosa gente son!!!! Hace 1 hora que dejé de trabajar para leerlos y no me canso...me llenan de algo que no sé muy bien cómo describir...lo más cercano tal vez sea que me aportan otra mirada posible, otro pulso en el cual vivir...tanto más agradable, más natural y genuino, más despojado de esa suerte de cáscara que a veces oculta tanta cosa buena que hay detrás...Los felicito chicos, son dos seres super especiales,..qué bueno que se animen a la aventura...cuántos tendríamos que aprender a soltar lo conocido y a entregarnos a lo que la vida tenga para mostrarnos...Les mando un fuerte abrazo...Carolina

    ResponderEliminar
  12. Hace tiempo queremos largarnos de aventuras. Somos.matrimonio y cinco hijos. Había pensado hacer Colonia, Panamá y costa rica..ahora veo que no es fácil.. que nos sugieren para tener algo de aventura, plata y descanso en un clima familiar?

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...