miércoles, 1 de febrero de 2012

Sentimientos previos a viajar

Hace mucho soñamos este viaje y aproximadamente un año que lo venimos preparando: ahorrando plata, buscando kombi y luego acondicionando a Huella, leyendo páginas de amigos viajeros, mirando mapas, pensando y sintiendo la manera en que deseamos este nuevo camino.
Y siempre sentíamos que faltaba mucho. Ahora, que ya tenemos fecha y que nos comprometimos ante tantos seguidores viajeros, los sentimientos aparecen contradiciéndose uno al otro.
Estamos agotados física y mentalmente del sinfín de cosas que hacemos en el día, pero a la hora de dormir damos vueltas y vueltas y nos levantamos con una adrenalina donde el “buen día, ¿cómo dormiste?” fue reemplazado por las preguntas “¿qué hay que hacer? ¿qué nos falta comprar? ¿Qué itinerario armamos para hoy?”.
De la comida ni hablar. Hace días no sabemos de qué hablan los nutricionistas cuando dicen “4 comidas diarias”. Lo nuestro son puras colaciones acompañadas por la infusión mate a toda hora.
Por otro lado, pareciera ser que nos vamos a lugares donde jamás voy a ver un alfajor o un helado o un pedazo de queso o una porción de vacío y cuando arranco soy un barril sin fondo. ¡Sí! La ansiedad me está matando (o es la excusa que pongo para engordar sin remordimientos).
En cambio al compañero masculino del viaje, el estómago se le cierra y nunca tiene hambre. Y ahí peor, la gorda queda más en evidencia!
Hace unos días decíamos que bueno sería arrancar sin avisar y llamar a los varios kilómetros para contar que ya estamos en camino. Las despedidas son terribles. Se nos anuda la panza, los abrazos nunca son demasiados, no hay manera de evitar el “te voy a extrañar” y toda clase de sentimentalismos que hacen a la ocasión. Pero a la vez armamos la agenda como un croquis donde hoy tenemos partido despedida con los chicos del fútbol, mañana pizzas en la casa de los amigos del curso, un asado con la familia de uno, otro asado con la familia del otro, mateada con las amigas de siempre y aunque sea un cafecito cortito para vernos con aquel compañero del trabajo que hace años no vemos pero nos quiere y queremos despedir!
Y así pasan estos últimos días: tratando de mantener el orden dentro del desorden, intentando la calma con mucha ansiedad, queriendo salir rápido a la ruta pero deseando que el tiempo pase lento para terminar con todo lo que nos falta hacer, felices por lo que estamos viviendo pero llorando a moco tendido con cada “hasta luego”, tranquilos porque sabemos que todo saldrá bien pero nerviosos por la incertidumbre.
En fin, así estamos por estos días: Aprendiendo a fluir.
Dejando que lo que suceda, ocurra. Que el corazón guíe y los pasos sigan sus huellas. Mirando al frente sin predeterminar el futuro. Dejándose llevar por las cosas simples de la vida y no perder tiempo en lo inerte. Sentir los latidos del corazón y de a ratos volar. Soñar y luchar porque la vida sea la utopía de los sueños encarnados. Disfrutar de la vida, total…es sólo una.
Acordate de suscribirte así recibís todas las actualizaciones en tu mail.

Ingresa tu correo electrónico:

Recorda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por email.

10 comentarios:

  1. Me encanta todo. Lo que escribiste, la manera...!!! el contenido... y lo mejor de todo que con el corazón y amor por lo que uno hace mas alla de que el fisico y la mente esten extenuados... se puede seguir volando y es maravilloso... estoy felíz de saber de ustedes!!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, ya falta tan poquito!
    Miro el reloj retrocediendo y yo también comienzo a ponerme ansioso.
    Hace unos días en canal 7 cuando estuvieron Aldana y Dino (Magia en el Camino), lo pudieron ver. Ellos hablaban de la comida y decían algo así como que había que estar abierto a esas nuevas y diferentes comidas y que eso también hacía más interesante al viaje.
    Siguiendo con la comida, me acordé y quiero compartir con ustedes unos post de Laura Lazarino, donde ella escribe sobre diferentes comidas que fue incorporando en su viaje.
    Chicos, les mando un abrazo y suerte!!!
    http://losviajesdenena.blogspot.com/search/label/Cinco%20dedos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribirnos y compartir la ansiedad! Decí que no te puedo pasar ninguna de las tantas calorías que estoy ingiriendo!
      Pero sí, es cierto Juan Manuel, los viajes son una apertura del paladar. Si no fuera por viajar, hay un montón de comidas que jamás hubiera probado hasta porque me daba "cosita". En los viajes no hay pan duro y te llevas muchas gratas sorpresas! Besote.

      Eliminar
  3. Ostras! Que familiar me suena todas estas historias! Nosotros estamos en el mismo punto que ustedes, pero partimos en junio! Que ganas!!! Felicidades pareja y a disfrutarlo! www.furgoaddictes.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno! Qué camino tienen planeado hacer? Besos y gracias!

      Eliminar
  4. Hola chicos!!!
    Ya salen!!! qué lindo!! qué emnoción!!! van a ver que todo va a ir bien!! es lo mejor que pudieron hacer! (como les puse en otro mensaje)
    En el camino se van a encontrar gente hermosa que los va a ayudar un montón y en todo! siempre decimos que los buenos son muchos más que los malos y lo van a comprobar!
    Si bien las despedidas son "feas", van a ver que la posibilidad que hoy en día da internet hace que realmente las distancias sean muy cortas. Además, no van a parar de hacer nuvos amigos!
    Y las comidas... como les dijo Juan Manuel... déjense llevar por lo propio de cada lugar! Por ejemplo a nosotros nos sorprendió que en Ecuador todo se hace con bananas! hasta la masa de las empanadas (empanadas de verde)... Igual... en América se consiguen alfajores! Nosotros nos dimos el gusto de un buen havana en Lima!! jaja
    Pueden ver en nustro blog, si quieren seguir con el tema de la comida, la categoría Sabores del Mundo!
    Chicos, ya salen!! que la Magia del Camino los acompañe!!! nosotros los seguimos desde acá y, si todo va bien, desde el camino en unos meses.
    Buen viaje!
    Mucha magia en el camino!
    Aldana y Dino
    www.magiaenelcamino.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un rato les escribimos por facebook!
      Gracias chicos! Cuántas ganas de conocernos en vivo y directo.
      ¿O sea que no hace falta que me coma toda la caja de Havanna que me trajo mi hermana de Mar del Plata? Jajaja!
      Palpito que en breve nos encontraremos en el camino.
      Besotes a ambos.

      Eliminar
  5. Hola, chicos, Nora y yo, ya tenemos 74, y no podemos seguirles el tren, hemos viajado mucho, pero lo de ustedes, siempre nos quedò còmo tema no cumplido.
    Asì, que no podemos hacer, màs que seguirlos en vuestro hermoso viaje, y regocijarnos el dia de la vuelta, siendo dos màs, de todos los que esperan ese dìa.
    Algo para no dejar de hacer, en Ecuador, inevitable no comer ceviche de camaròn, en algùn mercado municipal.
    Hasta todos los dìas, un besote de Nora, y Buby.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...